26 de noviembre de 2014

Tuno negro, una buena película española (¡sí, existe!)


La emitieron hace poco en TeleMadrid. No esperaba gran cosa y más aún cuando la petarda de Maribel Verdú apareció en escena, en esta ocasión como una estudiante de Derecho de una residencia de monjas en Alcalá de Henares. “Otro truñaco del cine español”, pensé. Pero la película alcanzó el cuarto de hora y la Verdú había sido asesinada por suspender todo. Sonreí con satisfacción y le di una oportunidad a la película.
Tuno negro es una película española y esto no lo digo para remarcar lo obvio. Se nota que es una película española de nuestra época por la costumbre de nuestros directores autóctonos por sacar escenas de sexo explícito y algún que otro sacrilegio. Sin eso y sin los guiños a la izquierda más cutre y nostálgica, parece que no se puede dirigir cine en España.

Volviendo a la película: la Verdú es asesinada y la trama cambia Alcalá de Henares por Salamanca. La joven Alejandra Alonso llega a la ciudad para preparar una tesis sobre la catedral salmantina en medio de una serie de asesinatos que, según el responsable, van dirigidos a acabar con los estudiantes más mediocres y que están relacionados con una orden secreta antiquísima, formada por los estudiantes con menos recursos que se vieron perjudicados económicamente por los ricos cuando a estos les dio por ser tunos para divertirse. La trama tiene muchos giros y no es raro sospechar de varios personajes distintos según transcurre la película, pero tiene un argumento mucho más trabajado que el de la mayoría de las películas españolas que he visto.
Internet juega un papel muy importante en la trama de la película, porque ésa es la vía que utiliza el asesino para contactar con los estudiantes. No recuerdo una película de terror española donde Internet tenga tanta importancia; y de ésta me sorprendió, especialmente, que fue rodada en el año 2001, cuando la “invasión” tecnológica no era equiparable a lo que vivimos ahora.


Lo dicho: si os aburrís y estáis tan desesperados como para ver una película española, que sea Tuno negro. Asesinan a la Verdú, tiene un buen argumento, es entretenida… ¿qué más podemos pedirle a una producción de cine español? Aunque espero que no la vea José Ignacio Wert: sólo faltaría que al Ministro de Educación se le metiera en la cabeza la idea de asesinar a los malos estudiantes para reducir el exceso de alumnos en las facultades.

25 de noviembre de 2014

"Militancia juvenil", mesa redonda con Jairo Rincón y Jaime Bugallo



El próximo viernes día 28 de noviembre, a las 20:00 horas, tendrá lugar en la sede de Madrid de Falange Española de las JONS (calle Carranza, número 13, 2º A) una mesa redonda bajo el título de "Militancia juvenil". En ella intervendrán Jairo Rincón, militante de Falange Española de las JONS, y Jaime Bugallo, coordinador de la asociación Grupo Patriota. Se trata de encontrar, en un ambiente de sano debate, las propuestas que ilusionen a la apática juventud española de nuestro tiempo.
Organiza la Delegación Nacional de Juventud de Falange Española de las JONS. No dudéis en acudir. Os esperamos.

23 de noviembre de 2014

Respuesta al artículo "Estado Palestino" en Hispaniainfo (23-11-2014)



Ese “influyente país” al que se alude en el artículo es sólo la forma política y jurídica que ha tomado un movimiento caracterizado por su nacionalismo excluyente, su sentimiento de superioridad y su implicación en las finanzas internacionales.
El sionismo nunca ha visto ni verá con buenos ojos a una España libre y soberana; al contrario, de darse esa situación nos encontraríamos con un repentino apoyo de la sociedad internacional a los secesionistas periféricos que padece España (de la noche a la mañana, aparecerían “maidanes” en Bilbao y en Barcelona).
Decir que no debemos apoyar a Palestina porque los sionistas pueden enfadarse y perjudicarnos es como pretender que desarticulemos el sistema económico capitalista actual sin que los oligarcas muevan un dedo para evitarlo. La lucha contra la injusticia nunca se ha ganado cuando se cede ante las pretensiones del tirano de turno.
El problema palestino viene de cuando el Imperio Británico negoció en secreto con los sionistas la cesión del territorio palestino para que estos montasen un Hogar Nacional Judío a costa de los árabes que ya llevaban mucho más tiempo allí (¡e incluso conviviendo con judíos en la misma Palestina!). Fue el sionismo, con sus aliados anglosajones (primero los británicos y después los estadounidenses), quien creó el problema y éste sólo se solucionará cuando el Estado Sionista desaparezca de Oriente (aviso a tergiversadores: hablo de acabar con el Estado Sionista de Israel y no con los judíos, porque hay judíos que, aunque os parezca increíble ya que no sabéis diferenciar, rechazan al sionismo).

Como falangista, no puedo tener ninguna simpatía por un Estado racista, victimista y criminal como Israel. Y no sólo me remito a la Historia de ese Estado (que comete la herejía de sustituir el culto a Dios por la divinización estatal del actual Israel, según justifican algunos judíos para rechazarlo), sino a los textos del nacionalsindicalismo de la primera época:
-          Entre las olas de las propagandas disolventes y anárquicas, en las encrucijadas de las grandes ofensivas comerciales y financieras, en medio de cada convulsión revolucionaria, juega siempre sus cartas tapadas la Comunidad Judía. Claro que en prosecución de sus propios fines.
España fue objeto de sus preferencias. Por eso en legítima defensa tuvimos que expulsarlos. Desde la Leyenda Negra que pretendió manchar la única historia limpia entre todas las de Europa, hasta las recientes actuaciones dentro de estos regímenes monárquicos y republicanos que se desmoronaron y se desmoronan, la estela judía se percibe claramente en los mares de la historia patria.
En Europa, deshecha ya por los sistemas capitalistas y socialistas que instauraron los judíos, el único valor que puede enfrentarse con ellos y cerrar una comunidad de los pueblos occidentales que se oponga al comunismo que equivale al despotismo judío es España y los únicos métodos que contra ellos pueden emplearse son los que los nuestros emplearon. Por eso interesa a Judea que España se hunda y en primer lugar que no puedan influir en sus destinos (desde los puestos de mando) quienes representan en verdad su historia y su espíritu. Ahí ha de buscarse el secreto de la dilación sine die de la amnistía a pesar de haber constituido ella el clamor del pueblo español.
Para algo habían de servir los coros de masones de que aquí disponen los judíos y que por el momento detentan el poder del Estado.
Por España DELENDA EST ISRAEL
(“La amnistía dentro del plan judío”, Patria Sindicalista, Valencia, 1934, sin firma)
-          Para España el problema judío no es ni ha sido un problema de Raza, sino un artículo de Fe (…) España tolera muy fácilmente al converso y le ayuda a escalar los más altos puestos, aun los eclesiásticos. Sin mirar nunca el color del pelo, la forma de la nariz o de las orejas.
(…)
Italia, como España, no tiene “cuestión racista” aun cuando haya algunas corrientes falsas, débiles y pedantes, sobre una pretendida “raza latina”. Es lo que sucede en España con nuestra paradójica “Fiesta de la Raza”, que significa, en realidad, todo lo contrario. O sea, que España se mezcló con todas las razas, sin tener sentido racista y unitario, sin prejuicio alguno (la esencia del catolicismo es antirracista).
No hay más que dos pueblos en el mundo que hagan de la “Raza”, del “ius sanguinis”, un principio vital y político: los “arios” y los “judíos”. Son dos pueblos que basan su sentido histórico en la “sangre”. Que practican la endogamia. Y dan un carácter religioso y espiritual a los vínculos somáticos
(“Vida fascista: Alemania: Nazis y Judíos”, F.E., Madrid, 1934, sin firma)
-          A los capitalistas judíos y similares hay que imponerles y demostrarles que, si su Dios es el oro, nuestro Dios ha creado al hombre para que viva feliz y no para que con su sangre, con su vida o con sus mutilaciones acrecienten sus riquezas
(“El mundo comienza a desenmascarar al enemigo común”, Arriba, Madrid, 1935, Emilio Alvargonzález)

Los textos anteriores pueden leerse íntegros en un trabajo del historiador Erik Norling (aviso de nuevo: los extranjeros tienen la costumbre de referirse al nacionalsindicalismo como “fascismo español”, así que cualquier argumento en ese sentido para criticar o ridiculizar lo que expongo a continuación no me sirve):
Es manifiesto que el fascismo español tampoco generó un componente antisemita propio, lo que no implica que no existieran corrientes y manifestaciones que deban ser objeto de una más detallada investigación. Tampoco no es menos cierto que destacadas personalidades del nacionalsindicalismo, comenzando por el propio José Antonio Primo de Rivera, apenas se interesaron por el tema, al tiempo que otros, como Giménez Caballero, incluso se pueden considerar como abiertamente filosemitas. La influencia de Onésimo Redondo en la elaboración de las bases doctrinales del nacionalsindicalismo fue (aunque mitificado por la propaganda de posguerra) muy exigua, apenas superando los aislados límites de la ciudad castellana desde donde residía y las primitivas J.O.N.S., unas decenas de universitarios dispersos.
(…)
En España el sentimiento judeófobo fue monopolizado por propagandistas de la corriente “religiosa” (los racialistas eran insignificantes) que durante toda la Segunda República y el primer franquismo asumirán la condición de portavoces del antisemitismo oficial. El caso de Onésimo Redondo, un intento de antisemitismo “político” que deriva de unas raíces religiosas, no logrará imponerse aunque se manifieste presente en numerosas ocasiones en las publicaciones nacionalsindicalistas.
(…)
El judío no es atacado como tal, por su pertenencia racial, sino por formar parte de una sociedad internacional, foránea y ajena al Ser nacional (…) A diferencia del antijudaísmo alemán de base racial, el español es una especie de xenofobia insconsciente que no se puede plasmar en casos concretos y reales pues en España ni hay capitalismo hebrero ni clases sociales judías que ocupen puestos preponderantes en la escala económica. Ahora bien, de haber existido una mínima colonia judía en España, se habría visto atacada como tal, como sucediera con los madrileños almacenes del S.E.P.U.; una muestra de lo que podría haber acontecido.
Este breve estudio pretende únicamente efectuar una serie de precisiones y reflexiones que pueda ser la base futura de una investigación concienzuda sobre una de las facetas del fascismo español que, acéptese o no, ha impregnado el pensamiento político español contemporáneo. Antijudaísmo que puede, especialmente si se soslaya y olvida, servir de fundamento para un resurgir nuevamente de estas corrientes en la sociedad española por parte de algunos grupos que podrían atribuirse la herencia de un virulento propagandista como fuera Onésimo Redondo. La Historia no se escribe oscureciendo y condenando al olvido aquellos capítulos que la generación actual pueda considerar como desagradables, sino recordando, hurgando en el pasado, aunque para ello sea preciso remover en las turbias aguas de la conciencia de un pueblo. Pese a quien pese, incluso a las víctimas del engaño, hoy voceros de lo “políticamente correcto””
(“Delenda est Israel. El fascismo fundacional español y la cuestión judía”, Erik Norling, Ediciones Barbarroja)


Lo lamento por algunos buenos camaradas, pero los sionistas ni nos van a salvar del islamismo (al revés, lo apoyan en la sombra y hacen todo lo posible por entorpecer la lucha de quienes sí lo combaten, como la Siria de Al Assad; y eso por no hablar del integrismo islamista que ya tenemos en Europa) ni van a tener nunca una actitud respetuosa con España y con lo que representa (sólo hay que escuchar a su embajador en España, se le nota muy escocido aún con el Decreto de Expulsión del 31 de marzo de 1492).

20 de noviembre de 2014

20-11-2014



Por un momento pensé en escribir algo para hoy. ¿Pero para qué? ¿Qué sentido tiene repetir lo inteligente y lo cojonudo que era José Antonio como líder político y como ser humano? Si de José Antonio no está ya todo dicho, dejo a los historiadores (a los serios, como es lógico) que juzguen y valoren su figura.
Hoy sólo puedo decir que estoy vivo gracias a José Antonio y al proyecto que querían para España él y sus camaradas. De no ser por ellos, ¿para qué iba a querer vivir en esta porquería de mundo? Antes que vivir como un descerebrado enganchado a los botellones y a las discotecas, hubiese preferido pegarme un tiro en la sien. Así de claro. Suicidarse es una cobardía, pero es mucho peor vivir sin honor y sin dignidad, como un cerdo cebado con materialismo.
Si creo que puede haber algo bueno en el ser humano, y si creo que la Patria es una causa justa por la que morir, es porque un gran número de jóvenes españoles sacrificaron generosamente sus vidas, sin dudar, por algo que estaba muy por encima de ellos.
Igualmente, si resisto en Derecho pese a mi torpeza es con la idea de servir algún día a nuestro movimiento y a los españoles, para que todos los hijos de la grandísima puta que se van de rositas a costa de los demás no lo tengan tan fácil.
Y eso es todo. Sólo añadiré que ojalá, algún día, sea un hombre íntegro y digno de ser llamado falangista.
José Antonio Primo de Rivera... ¡PRESENTE!

14 de noviembre de 2014

El laberinto del fauno: otro ejemplo de tergiversación histórica y política



Seré muy breve con la crítica de esta película. El laberinto del fauno tiene lo que gusta a los seguidores del género fantástico: buenos efectos especiales (la escena del capitán Vidal cosiéndose la boca rajada tras recibir un navajazo es de lo poco genial que puede verse), una historia entretenida (cómo la niña protagonista busca volver al mundo mágico del que procedería realmente) y una criatura muy fea (el fauno, muy bien puesto en escena con la tecnología actual; hace cincuenta años se hubiera notado muchísimo que es un actor disfrazado).
A su vez, la historia podemos dividirla en dos: la historia principal es la lucha de la protagonista, Ofelia, por pasar tres pruebas que la devuelvan al mundo mágico subterráneo; en cambio, la historia secundaria muestra la lucha entre la guardia civil de la posguerra y los frentepopulistas organizados en el maquis. De la carga ideológica que se desprende de la historia principal es muy recomendable leer un artículo publicado en El blog del Oso Solitario. Pero sí quiero comentar algo sobre la historia secundaria.

La película se ambienta en el año 1944, en un pueblo del norte de España. Nada más empezar nos encontramos con la protagonista y su madre embarazada, que van de camino a su nuevo hogar. Allí les espera el capitán Vidal, casado con la madre y padre del hijo que espera; el guardia civil, representado como un tirano, está empeñado en que su hijo nazca donde está él y en alguna ocasión muestra ese estereotipo de “machista” y “misógino” que algunas feministas ven a todas horas y en todas partes.
A lo que iba: Ofelia y su madre viajan en un coche. ¿Y qué nos encontramos en la puerta? Si alguien ha pensado en el yugo y las flechas de la Falange, acierta. Ahí, pintado en blanco sobre negro, el símbolo de la Falange queda identificado como el de los malos de la película en los primeros cinco minutos.
Ya antes de empezar, como introducción, se habla de que en España había un “régimen fascista” y de que algunas personas luchaban contra él. No se dice nada más acerca de quiénes son los que están combatiendo a esos “fascistas” encarnados en el capitán Vidal y los guardias civiles bajo su mando. Como mucho, se insinúa la filiación política de los perseguidos cuando el horrible capitán de la guardia civil asesina a sangre fría a dos hombres a los que han encontrado propaganda anarquista.
En el bando de los “buenos” de la película tiene mucho protagonismo Mercedes, el personaje interpretado por Maribel Verdú. No es nada extraño ver a esta mujer, la misma que habló en nombre de los desahuciados en una Gala de los Goya cuando llevaba puesto un vestido carísimo, interpretando a bravas féminas de la izquierda, un papel al que parece haberle cogido el gusto. En esta ocasión, la “musa” del cine español ayuda a hurtadillas a los maquis escondidos en el monte y llega a rajar a Vidal cuando éste la descubre. Y en cuanto a su escena final, dejo a juicio del lector la valoración que estime oportuna.
Pero lo que ya es el colmo de la tergiversación se da cuando Vidal habla de la “idea equivocada” de la que parten los maquis y declara que es, ni más ni menos, la de creer en la igualdad de todos los seres humanos; de esta manera, los símbolos de la Falange terminan relacionándose con tipos que disfrutan matando y con mentalidades tiránicas y absolutistas.

Como es de esperar, en una película de éstas no veremos ningún juicio sobre las matanzas entre comunistas y anarquistas durante la Guerra Civil Española, porque eso para el cine actual no existe; para los directores de cine de hoy, según parece, en España combatieron dos bandos muy uniformes en lo ideológico, del cual uno era de “buenos buenísimos” y el otro de “malos malísimos”, y cualquiera que se asome un poco a estas películas sabrá quién es quién. Tampoco veremos hoy una película donde una de las protagonistas sea una joven de la Sección Femenina de Falange que ayuda a los combatientes de la quinta columna en la clandestinidad; porque eso, según la terminología del catecismo progre que impera en la industria del cine, sería “apología del fascismo” (su particular palabra mágica para todo). Ni, mucho menos, aparecerán comunistas hablando de “dictadura del proletariado” y “lúmpenes”, porque eso rompería la imagen beatífica con la que el cine español muestra ahora a los partidarios de la “democrática” Unión Soviética de Stalin.

Aunque la producción sea en parte mejicana, se nota la influencia de lo español en la ambientación histórico-política. Y el cine español de ahora sólo es capaz de dar protagonismo a argumentos histéricos y tergiversados sobre una de las etapas más duras de la Historia reciente de España. Si no estáis dispuestos a perder poco más de una hora y media de vuestras vidas, os aconsejo que no veáis esta película; si no os importa eso y queréis echaros unas risas con una trama política más fantástica que la aventura de la niña, siempre os quedará Youtube.

http://desdemicampanario.blogspot.com.es/2014/11/gabriel-garcia-hernandez-el-laberinto.html

Este artículo fue publicado en la bitácora Desde mi campanario el 17 de noviembre de 2014

11 de noviembre de 2014

El butifarréndum y Rajoy



Dijo Rajoy que no se celebraría una consulta sobre la secesión de Cataluña. Apeló a la Ley y a la Constitución, pero tras lo visto el 9 de noviembre una de dos: o ambas son ineficaces o el actual Gobierno de España ha dado la espalda a su obligación fundamental de garantizar la unidad territorial del Estado.

Lo del butifarréndum hubiera sido gracioso de no haberse puesto en duda la hispanidad de Cataluña. Las urnas de cartón, la ausencia de censo, los votantes que echaban la papeleta en más de un colegio… ¿Quién va a tomarse eso como una amenaza?
Un “proceso participativo” así parecía más apropiado para un referéndum sobre la legalización de la marihuana que para un hipotético acontecimiento histórico.
Una simple llamada de la autoridad competente a los Cuerpos y Fuerzas de Seguridad del Estado hubiera acabado con lo que, simple y llanamente, ha sido una provocación.

Sin embargo, fueron unos pocos catalanes quienes intentaron hacer cumplir las leyes a las que tanto apelaban Mariano Rajoy y su camarilla; sólo unos pocos catalanes, de diversas tendencias políticas, denunciaron ante los tribunales cómo los separatistas se pasaban por el forro la legalidad vigente e incluso, en algún caso, rompieron esas urnas de cartón que simbolizaban la tragicomedia de la consulta. Esos españoles fueron los únicos que el pasado 9 de noviembre merecieron ser llamados como tales.

Los resultados son los que son: la mayoría de los catalanes ha rechazado participar en la farsa y los que han participado para pedir la secesión han obtenido unos resultados mediocres aún trucándolos como les haya venido en gana.

¿De qué sirven las leyes si no se cumplen? ¿De qué sirve un gobierno que no se preocupa de proteger la unidad territorial del país regido?
¿Por qué en Cataluña gobiernan e imperan aquellos que no son mayoría, porque son una minoría ruidosa? ¿Por qué los gobiernos estatales han sido tan estúpidos como para dar poder y dejar hacer lo que se les antoja a los separatistas que buscan la secesión?

Muchas preguntas con fáciles respuestas, pero nunca las escucharemos de boca de Mariano Rajoy o de cualquier otro cargo de su gobierno. Ahora toca preguntarse cuántos tendrán la poca vergüenza de votar al Partido Popular en las próximas elecciones.

10 de noviembre de 2014

"Catolicismo y Falange", conferencia de Ángel David Martín Rubio el 14 de noviembre



Con la intención de seguir ofreciendo una correcta formación a los jóvenes interesados en el nacionalsindicalismo, la Delegación Nacional de Juventud de Falange Española de las JONS ha organizado para el próximo viernes 14 de noviembre, en nuestra sede de Madrid, una charla con el título de “Catolicismo y Falange”, a cargo de Ángel David Martín Rubio.
Nuestro objetivo es que los jóvenes comprendan la vinculación y la importancia de los valores morales católicos en el pensamiento nacionalsindicalista y en su ética y estilo.

Ángel David Martín Rubio es sacerdote e historiador, siendo el autor de varios libros y artículos sobre la Historia reciente de España y de Falange Española.

8 de noviembre de 2014

La ContraTuerka en Público (7-11-2014)



El portal Público nos dedicó ayer una noticia a los militantes de Falange Española de las JONS responsables del programa audiovisual La ContraTuerka. Éste es su contenido:
Una puesta en escena humilde, un presentador algo desaliñado y unos invitados convencidos de que España fue, es y será una, grande y libre. Así podría resumirse ‘La ContraTuerka’, un programa televisivo creado por Falange Española de las JONS (FE-JONS) que ya circula por los ambientes más ultras del país. De esta manera, la extrema derecha intenta montar su particular versión de ‘La Tuerka’, la “tertulia política con mano izquierda” que presenta Juan Carlos Monedero en Público TV.
La imitación ultraderechista se emite a través del canal que FE-JONS dispone en Youtube, donde también se pueden encontrar otros videos del partido fundado por José Antonio Primo de Rivera. En lugar de Monedero, los espectadores encontrarán a Gabriel García, un joven dirigente falangista que oficia de presentador. En su blog personal, García se autodefine como “católico, apostólico y romano”, además de “asocial”, “madridista” y “mourinhista”. También es “provida”, “nacionalsindicalista”, “columnista del portal Hispaniainfo y del blog ‘Desde mi campanario”. “Escribir un blog personal en internet es como mear en el mar: sólo se enteran unos pocos pero está ahí”, sintetiza.
Gracias a las cámaras de “La ContraTuerka”, este militante falangista empieza a convertirse en uno de los rostros más conocidos de su partido. Su último paso por el improvisado plató falangista -consistente en una mesa, una botella de agua y un fondo con el logo del partido- tuvo lugar el pasado 25 de octubre, cuando entrevistó al profesor de filosofía José Ramón Alonso. “Si Ortega y Gasset viera la España actual, pensaría que “La rebelión de las masas’ de la que él escribió se ha cumplido plenamente. Hoy en día nos encontramos con que el personaje más popular de la televisión es Belén Esteban”, describió García antes de dar paso a su invitado. “Estamos convencidos -remató- de que hay más filosofía aparte de Rosseau y Marx”.
Por su parte, el profesor Alonso -un habitual en los actos falangistas- dedicó los casi 50 minutos de entrevista a reivindicar los ideales y objetivos de este partido de extrema derecha. “Falange -subrayó- tiene un proyecto que empieza en el ser humano y termina, casi, en Dios”. “Muchas veces los falangistas nos quedamos en lo superficial y cometemos los mismos errores que cometen el resto de partidos con sus famosos programas políticos, que son recetarios de soluciones momentáneas”, remarcó.
Otro de los protagonistas de “La ContraTuerka” ha sido el ultraderechista catalán Jaime Bertomeu, quien centró su intervención en la “hispanidad de Cataluña”. “En estos muchos años que llevas de militante falangista, ¿cuánto has dedicado a luchar contra el separatismo?”, fue la primera pregunta del presentador. Con la chaqueta aún puesta, Bertomeu no tardó ni medio segundo en responder. “Los falangistas, desde que empezó la Constitución, nos hemos dedicado siempre a luchar contra el separatismo”. “Siempre hemos tenido problemas con el separatismo. Puntuales, una veces más, otras veces menos… Pero siempre”, resumió.
En otro tramo del programa, García lanzó a su invitado una pregunta de doble opción: “¿Piensas que (el presidente de la Generalitat) Artur Mas es un pelele, un personajucho que ha metido a Catalunya en un callejón sin salida o, por el contrario, crees que es un tío muy listo que lo tiene todo pactado con Rajoy y con el gobierno de España?”. Bertomeu se declinó por la vía del medio: “Artur Mas es un hombre de paja del poder más fuerte que hay detrás”.
 “La ContraTuerka” también llevó a su improvisado plató al abogado falangista Jorge Garrido Sanromán, quien expuso su visión sobre la situación en Oriente Medio. En esa ocasión, la entrevista no corrió a cargo de Gabriel García, sino de un reportero falangista que, a diferencia del presentador habitual, lucía traje y corbata. Detrás del invitado aparece un cuadro de José Antonio Primo de Rivera, aunque el encuadre realizado por el camarógrafo le deja con la cabeza cortada.
En efecto, las limitaciones técnicas han sido notorias en los tres primeros programas de “La ContraTuerka”. Los ultraderechistas lo reconocen. “No somos profesionales del mundo de la televisión o del periodismo y nuestros medios son escasos y limitados, pero creo que demostramos que los falangistas tenemos un discurso propio cuyo único norte es la Verdad y la Justicia. Confiamos en mejorar la calidad de las entrevistas y debates que se hagan en el futuro, y en dar mucho de qué hablar, a propios y a extraños”, escribió hace poco su presentador. Sobre el nombre elegido, ni una palabra”.
Hasta ahí la noticia. En vista de que algún redactor de Público ha visitado o puede visitar mi blog personal, quisiera hacer un par de puntualizaciones.

Falange Española de las JONS no es una organización “ultraderechista” por mucho que lo repitan nuestros detractores. El nacionalsindicalismo superó la división entre izquierdas y derechas hace nada más y nada menos que ochenta años, por eso hemos repetido hasta la saciedad que no somos ni de izquierdas ni de derechas. Una lectura serena y sin prejuicios del trabajo de David Pedraza Mañogil, El Nacionalsindicalismo: Respuestas a las preguntas más frecuentes sobre la Falange y su doctrina, puede ayudar a muchos a abandonar la absurda idea del “ultraderechismo”. Pero desechar esa estupidez es tan sencillo como pensar que si la derecha es capitalista y los falangistas somos partidarios de una economía sindicalista, es imposible que seamos de “ultraderecha” cuando somos enemigos acérrimos del salariado, la usura y la sociedad anónima, factores indispensables en todo sistema económico capitalista. Para más información sobre el modelo económico que defiende Falange Española de las JONS, es indispensable leer El nacionalsindicalismo como alternativa al capitalismo, de Jorge Garrido.

Finalmente, quisiera aclarar que no soy “dirigente” de Falange Española de las JONS ni uno de sus rostros más conocidos o mediáticos. Por fortuna, la organización cuenta con personas muchísimo más preparadas para asumir la responsabilidad de liderar y representar al movimiento nacionalsindicalista; y a mí, simplemente, se me ha dado la posibilidad de colaborar con un proyecto que busca acercar nuestras propuestas a la sociedad española.

4 de noviembre de 2014

Concentración cívica por la unidad de España el 7 de noviembre en Madrid



Medios informativos como Ya, Minuto Digital e Hispaniainfo se han hecho eco de la convocatoria que reproduzco a continuación:

El próximo viernes 7 de noviembre a las 20:00 en la Plaza de Isabel II (Metro de Ópera) un grupo de jóvenes llamado Grupo Patriota convoca una concentración por la unidad de España, con motivo de la consulta secesionista que pretende presentar el presidente de la Generalidad Artur Mas. En vista de que ningún partido y/o organización convocaba nada por un tema tan serio como es la integridad y unidad de la nación, un grupo de jóvenes valiente han elegido nadar contracorriente y hacer lo que otros no han podido o no han querido hacer.
Será una concentración pacífica, en la cual se espera un buen recibimiento de la ciudadanía. Se desarrollará con una serie de discursos hasta aproximadamente las 21:30.
Es el momento de tenderle una mano a nuestros hermanos catalanes desde la capital, haciéndoles saber tanto a los separatistas como a los separadores, que Cataluña es España y España sólo es con Cataluña. Es el momento de estar más cerca que nunca de nuestros compatriotas catalanes, deben saber que jamás les dejaremos solos, que jamás les daremos la espalda como han hecho los políticos desde hace tiempo.
¡ACOMPAÑANOS, POR LA UNIDAD DE ESPAÑA!


Es una gran noticia que, ante una situación tan difícil como la que está pasando España con el problema separatista, haya jóvenes que convoquen un acto en defensa de la unidad nacional. El viernes 7 de noviembre acudiré a Madrid para reivindicar la unidad de España junto a Grupo Patriota y todas las personas y organizaciones que decidan sumarse.

1 de noviembre de 2014

Mesa redonda "Falange y Filosofía" con José Ramón Alonso (25-10-2014)


El pasado 25 de octubre, justo después de grabar la entrevista para La ContraTuerka, también tuve el honor de presentar al profesor José Ramón Alonso en la mesa redonda “Falange y Filosofía”, organizada por la Jefatura Provincial de Madrid de Falange Española de las JONS. Durante una hora y media se trataron temas filosóficos, religiosos y políticos entre el conferenciante, un servidor y los demás asistentes a la mesa redonda.