21 de febrero de 2016

Rita Maestre, protomártir de Podemos por la gracia del Arzobispado de Madrid

                                              (Fotografía de www.elconfidencial.com)

Sucedió hace cinco años. Cualquiera con un poco de sentido común vio una profanación y un insulto a las creencias religiosas de los católicos. ¿Qué iba a ser, si no, entrar en una capilla gritando y quitándose la ropa para exhibir consignas? Pero no fue el caso de políticos como Gaspar Llamazares, quien salió en defensa de las stripers y lamentó que todavía quedaran capillas en las universidades públicas (aunque no podíamos esperar menos de alguien que ha pronunciado citas tan célebres como que el terrorismo no puede ser de izquierdas, algo que demuestra un nulo conocimiento de la Historia, o que Falange debería ser ilegalizada, dando así un buen ejemplo de lo que considera “democracia”). Un entonces desconocido Juan Carlos Monedero también compareció públicamente con un discurso similar al de Llamazares. Por increíble que pareciera, la culpa de lo sucedido era de la Iglesia Católica por disponer de una capilla en la Universidad Complutense de Madrid y no de la asociación feminista y homosexualista que acudió allí a gritar “¡Arderéis como en el 36! (no sé si se dan cuenta de que al soltar esas proclamas, como otra tan de su estilo como “¡A por ellos como en Paracuellos!”, contradicen su discurso de la “memoria histórica” que presenta al Frente Popular como un gobierno idílico que roza el Paraíso en la Tierra).

Se esperaba con gran expectación la comparecencia judicial de Rita Maestre. Antaño cabecilla de la performance, hoy es portavoz del Ayuntamiento de Madrid y militante de Podemos (se ve que lo de enseñar las tetas no le entusiasmaba como carrera profesional, aunque hambre no hubiera pasado). La relevancia que tiene ahora este desagradable ataque a los católicos, sin duda, forma parte de la continua repercusión mediática de la que goza el entorno de Podemos tanto para bien como para mal (a mí, al menos, me da la impresión de que se habló mucho menos de todo esto cuando el asalto estaba en caliente, con el bipartidismo intacto, que cinco años después, cuando puede afectar a la imagen pública del actual gobierno municipal de Madrid y del partido de Pablo Iglesias). En cuanto a la declaración de Rita Maestre, cualquiera que no conozca cómo se las gastan estos personajes sentiría lástima por ella, ya que da la impresión de ser una pobre chica acosada mediáticamente por un desliz de su juventud. Tampoco tiene desperdicio cómo justifica lo que se hizo en la capilla de la Complutense a la vez que asegura que no pretendían ofender a nadie. Sin embargo, cuando en un artículo de un medio conservador se hace alusión a “¡Correréis como en el 39!” no les falta tiempo a los nostálgicos del Frente Popular de alertar sobre la presunta llamada de la derecha a exterminarles físicamente.

Pero lo más lamentable de todo este asunto ha sido la no beligerancia promovida por el Arzobispado de Madrid. Bien está que la autora del ataque pida disculpas, aunque dudo de su veracidad y posiblemente no sean más que un postureo cobarde. Pero el perdón se consigue por medio de la penitencia (si no es así, está claro que no entendí nada de la teología católica) y es evidente que la portavoz de Manuela Carmena no va a pagar por sus faltas, ni judicial ni moralmente; al contrario, terminará erigida en protomártir de la causa podemita. Tiempo al tiempo. Si la hemos visto compareciendo judicialmente no ha sido por los esfuerzos del Arzobispado de Madrid (que tendrá medios económicos y humanos de sobra para ello), sino del partido Alternativa Española y Rafael López-Diéguez. Aun siendo crítico con esa formación, debo agradecerles como católico que al menos hayan sentado a esa farsante para que dé explicaciones de lo que entiende por “libertad” y “democracia”. Desde ahora, el que se quiera seguir engañando con su discurso de regeneración y ética política es porque quiere. No son más que los progres trasnochados y desmemoriados que este régimen político ha engendrado durante décadas (especialmente durante los años del zapaterismo) y que ahora pueden tener su momento de gloria si el Partido Socialista forma un gobierno de coalición con ellos. El caso es que, pase lo que pase con Rita Maestre o con las negociaciones entre Partido Socialista y Podemos, hay pocas razones para esperar una respuesta contundente por parte de nuestros líderes espirituales (salvo honrosas excepciones como monseñor Juan Antonio Reig Pla). Aunque dicen que la fe es lo último que debe perderse…

http://www.hispaniainfo.es/web/2016/02/21/rita-maestre-protomartir-de-podemos-por-la-gracia-del-arzobispado-de-madrid/

http://desdemicampanario.es/2016/02/23/rita-maestre-protomartir-de-podemos-por-la-gracia-del-arzobispado-de-madrid%e2%80%8f/

Este artículo fue publicado en el portal Hispaniainfo el 21 de febrero de 2016 y en el portal Desde mi campanario el 23 de febrero de 2016

16 de febrero de 2016

Acto de desagravio al alférez provisional


Como protesta por la sectaria y desmemoriada política llevada a cabo por el Ayuntamiento de Madrid, varias asociaciones han convocado un acto de protesta por el intento de retirada del monumento en homenaje a los alféreces provisionales. Tendrá lugar este sábado 20 de febrero, a las 12:00 horas, en la calle Felipe IV de Madrid.


10 de febrero de 2016

Intervención en el homenaje a Matías Montero (09-02-2016)


Un año más, Falange Española de las JONS rinde homenaje a Matías Montero. Y hoy, como entonces, no venimos a cantar gestas épicas, sino a reivindicar verdades.
Matías Montero fue un joven escuadrista asesinado el 9 de febrero de 1934. A traición y por la espalda le disparó un individuo vinculado al Partido Socialista, cuyo nombre preferimos no mentar, condenándolo al ostracismo y al olvido que merece por tan indigna canallada. Es el precio que pagó por salir a vender la prensa de Falange Española y por plantar cara al dominio marxista en la universidad.
La sangre de Matías Montero, junto con la vertida por nuestros mejores camaradas de la primera hora, fue la simiente que salvó a España en uno de sus momentos más trágicos. Porque en 1936 no se llevó a cabo un golpe de Estado contra un gobierno legítimo, ni se vivió una lucha entre democracia y fascismo. En 1936 se enfrentaron la barbarie antiespañola, marxista y separatista (con el beneplácito de la burguesía progresista) y los defensores de la civilización cristiana de la que España siempre fue vanguardia en sus mejores tiempos; ganaron los buenos (es decir, los malos según la versión oficial de la mal llamada Memoria Histórica) pero su generoso sacrificio quedó parcialmente desaprovechado por culpa de la misma derechona cobarde que reprochó a nuestra organización que no fuera la banda de la porra y la cuadrilla pistolera de asesinos que nunca fuimos y nunca seremos.

La Ley de Memoria Histórica salió adelante por los descendientes ideológicos del Frente Popular que cerca estuvo de arruinar España. Al Partido Socialista y a Izquierda Unida ahora se les ha unido Podemos, fruto de la casta universitaria que pretende erigirse en anticasta y que hoy impone en las universidades públicas el mismo pensamiento único contra el que combatió Matías Montero. La izquierda dio a luz una ley sectaria que pretende imponer una versión falsa y politizada de nuestro pasado. Porque ni los socialistas ni los comunistas de 1936 eran tan demócratas como cuentan hoy sus herederos, ni éstos tampoco tienen las manos tan limpias como dicen. Hace unas semanas, los herederos políticos del asesino de Matías Montero obligaron a un camarada nuestro a abandonar una escuela deportiva donde colaboraba de forma altruista y sin hacer política alguna (mientras que, durante años, los más jóvenes hemos escuchado a varios profesores, remunerados por el Estado para “educarnos”, glorificar a los frentepopulistas exhibiendo camisetas con la bandera tricolor). Y, sin ir más lejos este mismo verano, otro camarada era citado en un conocido portal de internet afín al Partido Socialista por el simple hecho de colaborar en la restauración de las tumbas de los mártires de su pueblo asesinados durante el verano de 1936. Ese mismo medio puede permitirse el lujo, con la complicidad de las instituciones judiciales, de acusar a Falange Española de las JONS de haber cometido crímenes contra la Humanidad y salir indemne.

¿Y sabéis qué os digo? Que si alguien ha cometido crímenes contra la Humanidad en nuestro país ha sido el Partido Socialista Obrero Español, con la complicidad de otras fuerzas políticas de la izquierda. Los socialistas han perseguido y asesinado por razones ideológicas y religiosas. Que se lo digan a las víctimas del Frente Popular: falangistas, religiosos, militares o simples civiles que no comulgaban con sus ideas. Vamos a decirlo alto y claro: ¡El rojo del puño y la rosa socialistas está manchado con la sangre de miles de españoles inocentes! Antaño fueron las víctimas del Frente Popular; pero la España constitucional, la España de la “libertad” y la “democracia” según ellos, está manchado con la sangre de las víctimas del terrorismo de Estado de los gobiernos de Felipe González, con la sangre de las víctimas de los terroristas de ETA (con los que han negociado la normalización de los abertzales en las instituciones públicas) y con la sangre del repugnante crimen del aborto. Ya que tanto les gusta lloriquear con impunidades ajenas y pretender llevar a los tribunales a quienes no piensan como ellos, deberían recordar sus crímenes sistemáticos y selectivos contra los que no comulgaban con sus políticas en 1936. ¡Ustedes, comunistas y socialistas, son quienes deberían comparecer ante un tribunal internacional para dar explicaciones de sus actos!

Tampoco la derecha está exenta de responsabilidad en esta campaña de falsificación y talibanismo que pretende borrarnos de la Historia. Por mucho que la izquierda fuese la autora intelectual de la Ley de Memoria Histórica, ha sido la derecha del Partido Popular quien la ha mantenido e incluso ha contribuido a su aplicación (como hicieron en el pueblo soriano de San Leonardo con la estatua del general falangista Juan Yagüe).
La derecha, que sólo concibe a España como una marca comercial y como una Constitución, anda más preocupada por el coste económico que supondrá la retirada y el cambio en los callejeros de Madrid que por la falsificación de nuestra Historia. ¡Cuidado con esa gente, porque siguen siendo los mismos que se llenan la boca con el nombre de España y a los que les preocupa poco o nada el hambre de nuestros compatriotas!  Aunque, pensándolo bien, es normal que a la derecha no le preocupe que retiren una placa en recuerdo de José García Vara o la calle de la División Azul. ¿Cómo va a defender la derecha a un hombre que murió por su actividad sindicalista o a quienes combatieron al comunismo con la esperanza de alumbrar un nuevo orden que también fuera anticapitalista? ¡La derecha, ahora que ya no apela ni a la moral, tiene que identificarse más con asesinos como Santiago Carrillo!

Que se enteren de una vez: ¡Ser falangista no es ninguna vergüenza, es un motivo de orgullo! Mientras existan politicastros repartiéndose sillones y haciendo cábalas de cómo formar gobiernos, aquí seguiremos para recordarles que otra España es posible. No vamos a aceptar su sociedad de injusticias y sin valores como lo único aceptable, ni siquiera como lo menos malo. Mientras el capitalismo siga engendrando paro, miseria y hambre, los falangistas tendremos que seguir denunciando su falso mundo feliz; y eso es lo que más molesta a la izquierda sectaria y desmemoriada, que las reivindicaciones sociales no son exclusivas de su ideario y que los grandes avances sociales de este país, por más que les desagrade, han sido posible gracias a la labor y al sacrificio de los falangistas, por eso tienen esa obsesión por retirar placas, calles y monumentos.

¡Nadie puede darnos lecciones de Justicia Social! ¡Y nadie impedirá que Falange Española de las JONS siga luchando por la España que anhelamos para bien de todos! ¡Por la Patria, la Justicia y la Revolución Nacional Sindicalista! ¡Arriba España!

8 de febrero de 2016

Manifiesto ante el desafío separatista en Cataluña


Un nutrido grupo de intelectuales ha firmado un manifiesto en defensa de la unidad deEspaña; entre ellos, los historiadores Luis Eugenio Togores, Miguel Argaya y José María García de Tuñón, los periodistas Gustavo Morales, Javier García Isac y Josele Sánchez, el economista Guillermo Rocafort y el abogado Carlos Martínez-Cava. Animo a su difusión y comparto su contenido en su totalidad.

La difícil situación por la que atraviesa España, se ve incrementada por el desafío que la Generalitat de Cataluña presenta al histórico proyecto de una patria común, que pertenece a todos los españoles, sea cual fuere su origen o condición. Nuestra patria secular, venida desde los castros celtas o de la cultura argárica, de los sabios tartesos o los indómitos cántabros, la España de Viriato, Numancia y Sagunto, el país que fue unificado hace más de quinientos años, la nación que descubrió un continente, que circunvaló la Tierra, el país de los hombres y mujeres que no se dejaron colonizar por franceses en Zaragoza, ni en Gerona, ni en Bailén... la España de San Isidoro de Sevilla o San Juan de la Cruz, la patria de Cervantes, de Agustina de Aragón, de Goya, de Velázquez, de Falla, de Lorca, de Dalí, de Clara Campoamor, de Picasso, de Ortega... la España de todos los españoles está trágicamente amenazada por la felonía y traición de una clase política catalana, corrupta e inmoral, que abusando de sus instituciones - emanadas de nuestra Constitución- y obviando toda norma legal, reta al pueblo español a una secesión que pretende romper con dos mil años de convivencia y de historia.

Es ésta una intención que lamentablemente se viene repitiendo en los últimos ochenta años. El precedente más serio, en 1934 con la proclamación del Estado Catalán, tuvo que ser cercenado por la autoridad estatal de la II República, usando todos los recursos legales para reducir a los sediciosos que atentaban contra la unidad nacional.

Otra vez, por desgracia, el corrupto separatismo vuelve a mostrar su rostro insolidario, hipócrita y traidor, alentando -desde una institución confiada por nuestra democraciaun acto contra la unidad de España. Este hecho se produce ante el déficit de respuesta de nuestros dirigentes políticos que, por conveniencia partidista, han permanecido con los ojos cerrados (desde la época de la transición) pese a los avisos, amagos y actos encaminados a una ruptura con España, originados por los independentistas catalanes. Las continuas cesiones a los nacionalistas de Pujol, de Más, y ahora de Puigdemont (miembros de un partido corrupto), han conducido a esta vuelta de rosca que ya parece irreversible.

Esta triste realidad por la que atraviesa España es el motivo que nos obliga a suscribir este manifiesto. Quienes lo firmamos somos hombres y mujeres provenientes del mundo de la cultura, la universidad, las artes y las ciencias de los cuatro puntos cardinales de la milenaria Iberia, de la histórica Hispania, sin intenciones políticas comunes, que expresamos nuestra más rotunda oposición a que el Parlament de Catalunya lleve a efecto su plan de ruptura, presentado en sesión de investidura del 10 de enero de 2016.

También instamos al Gobierno español (al actual y al futuro, fuere cual fuere), a salvaguardar y mantener, por todos los medios a su alcance, la unidad nacional: Que bajo ningún concepto relaje su obligación en la defensa de la sagrada unidad de la patria, de una España que anhelamos, además, mucho más justa, una España en la que no haya ningún hogar sin pan y en la que el hambriento de siglos pueda, por fin, sentirse orgulloso de ser español.


Por una España unida y en paz. ¡Todos Juntos!

7 de febrero de 2016

El futuro pasa por Pedro Sánchez

                                                          (Fotografía de www.lasexta.com)

Cual madrastra de Blancanieves, Pedro Sánchez se mirará sonriente al espejo imaginándose Presidente de Gobierno en un futuro no muy lejano. Ha obtenido los peores resultados electorales del Partido Socialista en todo lo que llevamos de régimen constitucional (un dudoso honor que hasta hace poco ostentó Alfredo Pérez Rubalcaba), pero unas cuantas carambolas podrían situarle como próximo inquilino de la Moncloa. Los pactos y coaliciones que en otros parlamentos son algo habitual, en nuestro país sólo se producen como algo puntual a causa del sectarismo tan arraigado entre nuestros compatriotas (aquí se acepta que el poder se dispute cada cierto tiempo aunque con ello se enfrente a la sociedad entre sí, pero no compartirlo). Pero lo más sorprendente no es que Pedro Sánchez convenza a otras fuerzas políticas para que allanen su camino a la Presidencia, ni tampoco sus resultados electorales; si por algo sería histórica la Presidencia de Pedro Sánchez es por gobernar todo un Estado cuando apenas tiene control sobre su partido, con Susana Díaz ansiando dar el salto a nivel nacional y con la vieja guardia del felipismo deseando quitárselo de encima.

Algunas taifas regionales del socialismo pactaron con Podemos tras las elecciones autonómicas, así que un pacto a nivel nacional culminaría la apuesta de los socialistas por impedir gobiernos del Partido Popular a toda costa. Con algo deben contentar a su electorado para no perder su hegemonía dentro de la izquierda, o eso debió pensar Pedro Sánchez. Ahora, todos menos él se han dado cuenta de la trampa de Pablo Iglesias. Al dirigente socialista sólo le caben dos opciones: ser Presidente de un Gobierno copado por los podemitas en cargos clave como el Ministerio de Interior o dar por terminada su breve carrera en beneficio de Susana Díaz. Al final, Pedro Sánchez ha pasado de erigirse en azote del Partido Popular a títere de Podemos. Los apoyos como el recibido en Castilla – La Mancha no eran tan desinteresados ni generosos como parecieron.

Hace poco se hizo pública una encuesta que preveía unos resultados electorales casi idénticos a los del pasado 20 de diciembre, con la diferencia de que Podemos y sus aliados “regionales” superarían al Partido Socialista. Tal y como se preveía, otras elecciones sólo beneficiarían al Partido Popular y a Podemos. Esto significa que Pedro Sánchez no sólo es incapaz de desbancar a un Gobierno sin un candidato claro (llámese Mariano, Soraya o cualquier otro que se puedan sacar de la manga de aquí a unos meses), sino que su hipotético socio de Gobierno (el mismo que le está tendiendo la trampa donde él ansía caer) se vería beneficiado de repetirse los comicios. La estrategia sibilina de Pablo Iglesias no es sorprendente, porque estamos hablando de un tipo que en dos años ha sido capaz de cambiar su programa y de incurrir en los mismos vicios que los partidos del régimen en un tiempo récord y, lo que es más importante, sin tocar el poder; lo que no podemos asegurar con certeza es si el dejar pasar del Partido Popular es una inteligente estrategia para quitarse de en medio al hasta ahora principal representante de la oposición o es que no pueden hacer más dado el descrédito de Rajoy y la ausencia de otro candidato.

Por muy triste que suene, el futuro de España pasa por un señor discutido entre sus propias filas. Quién sabe si convertirle en Presidente no será la puntilla que necesite la España del consenso constitucional para volar de una vez por los aires. Por ahora, nos esperan unos meses muy entretenidos si los dirigentes de los principales partidos no se ponen pronto de acuerdo para repartirse el Estado como bandoleros. La situación es nueva para ellos, poco acostumbrados a compartir nada y demasiado a repartírselo cada cierto tiempo, y lo único que le queda al españolito de a pie es apostar si optarán por el modelo alemán de gran coalición o por la inestabilidad electoral de los griegos hasta el año pasado. Todo parece indicar que vamos hacia una helenización y, por tanto, tendremos elecciones en unos meses. El circo electoral ya no será solamente el pan nuestro de cada día en Cataluña, sino que también lo tendremos a nivel nacional. Así que siéntense, pónganse cómodos y no se agobien, porque la función puede ir para largo.

 http://www.hispaniainfo.es/web/2016/02/07/el-futuro-pasa-por-pedro-sanchez/

http://desdemicampanario.es/2016/02/09/el-futuro-pasa-por-pedro-sanchez/

Este artículo fue publicado en el portal Hispaniainfo el 7 de febrero de 2016 y en el portal Desde mi campanario el 9 de febrero de 2016

4 de febrero de 2016

Homenaje de Falange Española de las JONS a Matías Montero el 9 de febrero


Falange Española de las JONS homenajeará a Matías Montero el martes 9 de febrero en Madrid. Tendrá lugar una misa por su alma a las 20:00 horas en el Santuario del Inmaculado Corazón de María (C/ Ferraz, 74) y una posterior ofrenda floral y homenaje a las 21:00 horas en el lugar donde cayó asesinado a manos de socialistas (C/ Juan Álvarez de Mendizábal, 70). Este año, sin duda, esta convocatoria estará marcada por el talibanismo político del que está haciendo gala últimamente el Ayuntamiento de Madrid.